Estrabismo

INTERVISION Sin categoría Dejar un comentario   , , ,

ESTRABISMO

Es la pérdida del paralelismo de los ojos. Los dos ojos no miran al mismo sitio, uno de ellos dirige la mirada al objeto que fija, mientras que el otro se desvía en otra dirección.

La desviación puede ser grande y entonces constituye un defecto estético llamativo, pero puede haber casos donde la desviación es muy pequeña, no apreciándose estéticamente, puede pasar desapercibido, pero creará los mismos problemas de visión que las grandes desviaciones.

TIPOS DE ESTRABISMO

Los ojos pueden desviarse horizontalmente, ye sea hacia adentro, estrabismo convergente, “niño bizco”; o hacia afuera, estrabismo divergente, “ojo despistado”. O verticalmente, estrabismo vertical, uno desplazado hacia arriba o hacia abajo.

Pueden darse combinaciones horizontales y verticales a la vez.

MANIFESTACIONES:

Desviación de un ojo, pérdida del paralelismo de los ojos.
Disminución de la agudeza visual de un ojo respecto al otro. Ojo Vago (Ambliopía).
Posiciones anormales de la cabeza, desviaciones, inclinación, tortícolis.
Diplopía, o visión deble, cuando el estrabismo se inicia en edad adulta.
Mal cálculo de las distancias y relieves, pérdida de visión binocular.

 

CAUSAS QUE PROVOCAN UN ESTRABISMO

Causas Diversas: no existe causa única, se produce por la unión de varios factores, unos conocidos y otros aún no podemos determinarlos.

Existe una alteración de los músculos del ojo unido a una mala visión. Un ojo se tuerce porque ve mal, y ve mal porque se tuerce.
Factor importante es la herencia familiar, transmitiendo una predisposición al sufrir esta alteración.
Diversas causas pueden influir, como sufrimiento fetal, infecciones, tumores, traumatismos, factores emocionales, etc.
Cuando el estrabismo aparece en edad adulta, las causas más frecuentes son traumatismos, tumores, enfermedades musculares, afectaciones de tiroides, el síntoma principal es la diplopía o una visión doble.

TRATAMIENTO

OBJETIVOS que se persiguen:

Curación de la disminución de la visión, tratar la ambliopía, “el ojo vago”.
Establecer precozmente el equilibrio muscular, el paralelismo de los ojos.

TRATAMIENTO:

Dos fases:

TRATAMIENTO MÉDICO: Que es muy variable, corrección óptica, gafas, oclusiones con parches, cristales especiales, ejercicios musculares, todo ello encaminando a intentar recuperar la visión del ojo vago y mejorar la acción de los músculos.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO: Cuando el tratamiento médico no es suficiente y los persisten “desviados” se debe recurrir al tratamiento quirúrgico, fortaleciendo o debilitando los músculos del ojo. El oftalmólogo le indicará la cirugía para ayudar a conseguir buena visión y evitar que los ojos se tuerzan, pero deberá tener en cuenta que habrá que unir parte del tratamiento médico ya comentado

Añadir un comentario